Hay un camino que se abre a tu intento para llegar al campo del ser siendo

EL ÁGUILA: El castillo verde (Extracto del Libro de los Sellos)
El Águila como onda forma parte del castillo verde, junto con las ondas de la Luna, el Viento y la Estrella.
Hay un camino que se abre a tu intento para llegar al campo del ser siendo. Empieza con la LUNA, es decir con el agua como forma, como cuerpo. La Luna es un espejo; es espejo de la luz del Sol. Y la emoción te construye desde los ojos de Dios, que son las neuronas espejo, como ser humano.
En segundo lugar está el VIENTO, la comunicación desde las neuronas espejos, desde la empatía; el viajero del vehículo Dragón, el espíritu.
En tercer lugar está el ÁGUILA, que es la otra formulación de la energía divina, porque el Águila es la Serpiente emplumada, Quetzalcóatl, y como azul está hablando de un presente. Es activar, vivir esa energía, ese presente del vuelo, que precisa del desapego. Precisa soltar lo que te pega a la materia y reconocer en la materia la luz realizando un servicio.
La expansión de Quetzalcóatl crea la sociedad celeste, porque la Estrella es una sociedad de Quetzalcóatl, siendo una característica imprescindible de Quetzalcóatl la integridad. Y así encontramos que la ESTRELLA es el objetivo.

La Serpiente emplumada, es decir el Águila, onda 19, te lleva a encontrar esa sociedad celeste representada por la Estrella, onda 20, o sea la iluminación.
Las Águilas vuelan juntas. Es el momento del vuelo de las Águilas. Cuando las Águilas vuelan, se acercan al cielo. El siguiente paso es la sociedad de las estrellas.
El Águila, en el castillo verde, se reconoce como un ave que puede quedarse quieto en el cielo, estático. Estático significa inmóvil, pero también significa “en éxtasis”. El Águila es una experiencia extraordinaria que comienza con el desapego. El Enlazador, que es su ser oculto, tiene que ver a la vez con atar y desatar, enlazar y desapegar. Y el estático del Águila es un poco lo mismo, la máxima quietud y el máximo movimiento.
Y es muy importante para las personas, cuando transitan esta onda, experimentarla, y para las personas que nacen con este sello, experimentarlo.
El Mago, como onda está unido al Águila, de modo que cuando vemos el Águila en el quinto castillo, es aquel Mago que inició su tarea en el primer castillo; es tu ser espiritual, celeste, siempre vivo en ti, el que te espera, el que te atrae a la transcendencia, al cielo, y finalmente, al encuentro y al reconocimiento de tus pares en la Estrella, o sea a la luz transcendente, Sol 13.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s