En la columna resonante las energías del cielo y de la tierra se unen, y eso es algo muy amoroso y creador. Este resultado podría ser visto como un clímax amoroso en alguna dimensión

El sentido de mano, manik, es en la forma más simple hacer y sanar, un hacer sanador.
Por su ubicación en la columna 7 o columna resonante, también tiene un contenido de resonancia, significando un momento donde el cielo y la tierra confluyen amorosamente; la energía del cielo y la energía de la tierra se unen y eso es resonante, algo muy amoroso y creador. Este resultado podría ser visto como un clímax amoroso en alguna dimensión.
La mano tiene un sentido de resonancia y también algo de canalización, algo que desciende de dimensiones superiores.

Hay una sincronía con el venado, con el peregrinaje de los huicholes en la sierra madre y con el peregrinaje de Harwitum por un espacio más amplio, entorno a Madrid como matriz, al amor en espejo Roma-amoR y a tierra santa.
Ahí está la madre y la tierra, que es santa, y el amor.

Queremos profundizar en el contenido del venado, la mano azul, que, como onda, pertenece al primer castillo, castillo rojo, junto con el dragón rojo, el mago blanco y el sol amarillo.
El castillo rojo está hablando de lo sólido y de lo que en los poliedros platónicos es el cubo, que también se puede asociar a la red de colágeno que da forma a todos los órganos.
Entonces, el primer castillo está asociado a lo sólido, la forma, la red de colágeno y la materia.
La mano es uno de los cuatro representantes que van a expresar lo sólido en la secuencia de los 5 castillos.

La MANO azul corresponde al tiempo, a lo que está ocurriendo. No se trata de tu programa sino de aquello que realmente llega a suceder y tiene una característica en esta nueva visión que invita a “hacer” respecto a la realidad material.
Pero todo lo que sucede, lo que vemos, lo que sentimos, lo que compone nuestro cuerpo, nuestras circunstancias, todo, está basado en la solidaridad y la energía femenina, que en nuestro Tzolkin se llama DRAGÓN.
El dragón es solidaridad y energía femenina y es lo rojo de lo rojo. La parte corpórea de toda la realidad que te rodea, incluso de una piedra con la que te acabas de golpear o de algo que te ha cortado e inadvertidamente te ha producido una herida, es la solidaridad.
La estructura material de la realidad es pura solidaridad, y cuando esta realidad corpórea se percibe como solidaria, amorosa y acogedora –es una energía amorosa femenina y no de macho alfa dominante, es reconocida y consigue una expansión total que aparece como SOL, con todas las características que se pueden atribuir al sol: luz, calor, fuente de la vida que hace germinar, permitir la existencia y nutrir, y además con la responsabilidad de hacerlo constantemente, sin descanso.

Hay una solidaridad que es la estructura, que desea expandirse hasta aparecer los contenidos del sol, y en su interior contiene otros dos elementos.
Un elemento es la mano, de color azul, que nos va a decir cómo es el tiempo donde esto sucede. En parte es como una canalización y en parte interiormente como una resonancia similar a un momento amoroso. El tiempo del clímax amoroso te transporta a otra realidad, y este momento azul está unido a una actitud expresada a través del MAGO, que es el otro elemento.
La realidad contiene solidaridad –dragón-, que permite y contiene una expansión –sol- y un transcurso de acontecimientos plenamente sanadores –mano-, siendo el cuarto elemento lo que está dentro del contenido del mago.
El contenido del mago quiere decir que algo necesita despertarse, y en ese sentido sería similar a abrirse a un aprendizaje. Las células madre pueden convertirse en cualquier tipo de célula porque tienen capacidad de aprendizaje, y en esto son como el mago.
Es decir, en el interior de la realidad está algo similar a lo que reconocemos como células madre.
Una de las características de las células madre es que se multiplican sin desgastarse, y uno de los contenidos del mago es la inmortalidad. Por eso relacionamos al mago con la atemporalidad, pero es una atemporalidad-inmortalidad, a través de un despertar que es un aprendizaje. En este caso la característica está asociada al color blanco, que significa empatía, amor, el mundo emocional.

Estamos en el tiempo en que se despiertan las sincronías acerca de Manik, el venado, que se mueve por el mundo en pequeño, en la sierra madre, y se mueve por el mundo en lo grande, uniendo continentes y civilizaciones, resonando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s